¡Pequeñito y con pelo! Eva Padlock se atreve ¡y lo enseña!

Sin pudor y con toda naturalidad

Una vez que se empieza a enseñar piel, la cosa va in crescendo y el pudor y la vergüenza dan paso al atrevimiento y a la falta de miedo, siempre es así.

Aunque a veces, como en el caso de Eva Padlock exista algún ejemplar que haga tambalearse lo más incuestionable, porque ella siempre mostró.

Ni reparo a que se le viera más de la cuenta, ni mesura a la hora de elegir los trapitos con los que salir a la calle ni un poco de miramiento a la hora de dejarse fotografiar. Nada, en Eva no se da nada de eso.

Dejó alucinados a todos sus compañeros de estudio y eso que todavía no la conocían en su faceta ‘más liviana’, soliviantó ánimos en las competiciones de moto GP, tanto a asistentes como a pilotos, y ahora, más de 1 millón de ojos mira embobado a la diseñadora de interiores que decidió cambiar de profesión, ¡vaya acierto, Eva!

La cosa es que Eva quiere que la conozcamos, que nos la aprendamos de memoria, que sepamos lo que tiene y cómo lo tiene. Y no sólo su físico, que en eso la memoria no nos falla.

A la modelo le gustan los animales, nos lo dice con sus publicaciones. A veces son loros los que sucumben a los encantos de Eva y esta vez es la maniquí la que parece perder la cabeza por su mascota, un gatito pequeño de pelo gris al que la ‘no diseñadora’ acaricia con todo el cuidado del mundo mientras mira por la ventana.

¡Quién fuera tu mascota para poder estar así contigo, Eva!

Nuestra famosa acaba de ganar muchos puntos al compartir esta muestra de cariño con todos sus seguidores.

Nos gusta saber que además de figura, inteligencia y mundo, Eva anda sobrada de cariño.