¡Pillada brutal! Jennifer López no lo había enseñado… ¡hasta ahora!

La reina del Bronx revienta Instagram y supera a Sommer Ray y Michelle Lewin

¿Quién dice que la imposibilidad es un factor de edad y que no se pueden alcanzar ciertas metas físicas y personales a según unos años? Eso es incierto. Al final, la voluntad lo es todo, tanto para el pez más gordo como para el más chico. A una determinación de hierro le sucede un éxito seguro; aunque sea una meta exigente para el mismo cuerpo, como demuestra el excepcional aspecto de una de las divas más importantes, admiradas e influyentes del mundo: Jennifer López.

Con sus 50 años recién cumplidos, es decir, medio siglo, la reina del Bronx es una locomotora con chasis clásico pero abrillantado con los más finos detalles. Lucen sus curvas estilizadas y voluptuosas, tanto la delantera como la retaguardia; ilumina su cara, que mantiene la expresividad de cuando era joven y, si cabe, ha añadido matices que la hacen aún más atractiva. En definitiva, J Lo sigue tan espléndida físicamente como lo estuviera, tal vez más, hace 20 años, cuando irrumpió en nuestras vidas con una potencia abrumadora.

Pruebas de ello lo tenemos en cada nuevo concierto que da; allí vemos cómo hace enloquecer a la gente no solo con su voz, sino a través de coreografías exigentes y bailecitos de una intensidad severa, que desprenden calorías como palomitas recién salidas del microondas. Y todo eso no sería posible sin una autoconfianza puesta prueba de bombas, a lo largo una larga carrera tanto encima de los escenarios como delante de las cámaras del séptimo arte, y una estabilidad emocional robusta y placentera, en esta caso encarnada en sus éxitos profesionales y su vida sentimental, junto a Álex Rodríguez.

¿Y cómo lo sabemos? Pues observándola. Casi a diario sus respectivos muros en redes sociales nos mantienen al día de sus movimientos y citas profesionales, pero la red también sirve para enriquecerse con material que ella no ha compartido porque ha sido tomado en un descuido o en un momento cotidiano de la diva. Como este en el que, de camino a un evento, la neoyorquina nos enseña, sin quererlo, su definición excepcional de piernas, al más puro estilo Michelle Lewin, o su cinturita de avispa y su pecho firme y proporcionado, como si de la mejor foto de Sommer Ray se tratase.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

❤❤💕@jlo.. .. .

Una publicación compartida de jennifer.fans.312 (@jennifer.fans.312) el