¡Pillada! A Demi Rose se le ve eso ¡sin Photoshop! Atención al escándalo

Rara es la ocasión en la que se deja ver así

Dependiendo del día y del estado de ánimo, a veces sólo vemos lo que queremos ver, en la sección rosa se admite la ceguera selectiva.

Y todo esto viene a cuento de que las famosas también tienen sus días malos y sus looks desafortunados, que ser famosa no es sinónimo de ser perfecta, y sino que se lo digan a Demi Rose a ver si está de acuerdo con nosotros.

Estamos tan acostumbrados a ver a la curvy en sus horas más altas que cuando la pillamos en un momento de renuncio o tratando de pasar desapercibida nos cuesta reconocerla.

Le delata su tamaño, su volumen, la forma de su cuerpo porque de otro modo y con la guisa con la que le han cazado hubiera podido pasar por cualquier hijo de vecino.

Ni escotes, ni maquillaje ni peinado digno de la mejor actriz de Hollywood, todo lo contrario más bien.

Casual, deportiva, con shorts de los que una se pone para bajar a sacar al perro y con un top de lo más normal y corriente. Pelo recogido sin ningún tipo de miramiento y gafas grandes, muy grandes, del tamaño que le gustan a ella y para evitar ser reconocida, y ni con esas.

Demi tiene hambre y está eligiendo menú mientras camina, sin prestar atención a quien la ve y a quién la adivina bajo ese aspecto, se nota que se ha olvidado de que sus incondicionales nunca descansan… ¡aunque a veces se sorprenden con el aspecto que puede llegar a tener su diva!

Así es la modelo cuando está alejada de todo este mundillo, una mujer como cualquier otra, sin retoques ni Photoshop, sin retocar sus piernas ni sus brazos y con la cara lavada, ¡un escándalo para cualquier celebrity y la vida real para las que no lo somos!

Nos sigues gustando, Demi, por eso, ni te preocupes.