¡Presumiendo de tamaño! Carmen Villalobos enseña ¡eso de ahí!

Hacerse selfies tiene mucho peligro

Entender esa manía de las famosas por sacarse una foto y dar los buenos días o las buenas noches es un hábito al que no se le encuentra mucho sentido, que se nos escapa.  Ni tan siquiera si es Carmen Villalobos quien lo hace… ¡y con un modelito de los de su estilo!

No se le ha ocurrido mejor forma de decir a sus seguidores que los tiene en la cabeza desde que se levanta hasta que se acuesta, que se acuerda de ellos y aprovechar para saludar. Y para usar un look nada casual e inmortalizarlo con un selfie como el de Carmen mientras presume de lo bien que se ha portado la naturaleza con ella, ¿no sirven los saludos en bata de andar por casa o es que el efecto que se busca no sería el mismo?

Y el caso es que a Carmen nada de esto le hace falta, porque de otra no se puede decir, pero de ella nos sabemos la vida al dedillo. Y lo bien que le quedan los escotes y lo que por ellos deja ver, también.

Entonces ¿a qué viene esta manía sin sentido?

Algunos dicen que es por mantener el contacto con aquellos que de alguna forma le dan de comer, otros por el gusto de verse en las fotos y comprobar que se gusta lo mismo en directo que en papel y los hay que son más listos y no opinan, se limitan a mirar y a agradecer que la actriz lo haga de este modo. Y con esa ropa. Y con lo que se ve.

Aunque lo cierto es que la antigua Catalina Santana se ve tan natural y estupenda que cualquiera diría que todo está medido al milímetro ¡hasta lo que tapa y lo que deja de tapar!

Y todo esto sólo por un saludo, por un deseo de un fin de semana bueno. Cuando lleguen las vacaciones no queremos ni pensar qué prendas va a elegir para mandarnos un beso ¡qué incertidumbre!