¿Quieres ver la cara de Lady Gaga antes de ser famosa?: “¡Muy fuerte!”

Irreconocible es decir poco

Si hablamos de extravagancias, de gusto por lo diferente, por lo raro, por hacerse notar y ver a costa de lo que sea, Lady Gaga ocupa un puesto especial en ello. No vamos a negar que cantar, lo hace como quiere y como le da la gana. A artista, a bien seguro le ganan pocas. 

 

En temas de estilismos viste como le da la gana, sea para el evento que sea y esté con quien esté. Ni sencillo ni normal, al estilo Lady Gaga. Sin comentarios ni críticas, porque no los admite. Ahora también hay que mencionar su lado de actriz. Desde su "A star is born" hemos descubierto una nueva faceta de la cantante ahora también actriz. Y es que ahora no sólo se comenta cómo canta, sino también cómo interpreta y cómo nos gusta al público que haga las dos cosas a la vez. Sobre todo si es al lado de uno de los actores de moda, como Bradley Cooper. Mucho se ha hablado también de esa relación que dicen podría haber traspasado la pantalla. Y aunque ella ha roto con el que hasta ahora era su novio oficial, Bradley sigue prendado y al lado de su guapa Irina Shayk. Tampoco es cuestión de comparar en gustos y estilos.

Detrás de pestañas postizas, de peinados imposibles, de vestidos que no tienen principio ni fin hay un alguien como otro cualquiera. Está ella, sin pintura ni aderezos, con su nariz aguileña y su pelo original. La cantante y ahora también actriz, una persona como otra cualquiera.