Ratajkowski vuelve locos a sus fans con esta foto y tiene que pedir perdón

Tremenda la que ha liado Emily Ratajkowski con su último post... ¿Cómo se puede hacer una foto así?

Emily Ratajkowski es una de las estrellas más destacadas en el firmamento de las redes sociales. La modelo estadounidense es desde hace un tiempo uno de los rostros más seguidos en Instagram y Twitter, donde acostumbra a compartir algunas de las escenas más íntimas de su día a día. Además, la también actriz no duda a la hora de mojarse en temas polémicos como la política, el feminismo o la lucha contra el cambio climático. Así, ha ganado millones de seguidores, aunque también ha cosechado algún que otro detractor. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

They see me rollin

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

En las últimas horas, Emily Ratajkowski se ha vuelto a colar entre las tendencias mundiales gracias a un curioso mensaje que ha dejado sin palabras a sus seguidores de Instagram. La modelo, que está disfrutando de unas lujosas vacaciones en Maldivas, ha pedido perdón a sus 24 millones de followers por una razón poco común y que ha generado todo tipo de comentarios… ¡Positivos!

Pido perdón por adelantado por la absurda cantidad de contenido que va a llegar desde este lugar celestial, afirmaba la estadounidense junto a una foto en la que la vemos luciendo su monumental figura en un paisaje inmejorable. Aguas cristalinas, cielo azul y mucha paz, una combinación de elementos que no ha dejado de aparecer en su perfil en estos últimos días. 

Desde su llegada a estas paradisiacas islas, tal y como ella misma adelantó, ha compartido prácticamente todos sus momentos de intimidad junto a su marido, Sebastian Bear-McClard, haciendo partícipes de sus vacaciones a todos sus seguidores. Paisajes de ensueño, escenas románticas y sobre todo mucho bikini y mucho modelo de infarto

En pocos minutos, estas instantáneas han acumulado millones de likes y comentarios, algo que no sorprende cuando hablamos de Emily Ratajkowski. Como suele ocurrir con ella, tiene a medio planeta pendiente de sus fotos, vídeos, lujos y estilo de vida, y con sus vacaciones no iba a pasar lo contrario.