¡Recién duchada! Cris Buccino pone celosa a Georgina

La ex amante de Cristiano Ronaldo hace sudar aún al portugués

 

La vida para Cristiano Ronaldo en pareja no es tan fácil como parece. A pesar de que ahora está muy tranquilo con Georgina y vive una vida en pareja que parece perfecta, no siempre fue así. No siempre tuvo esta estabilidad y cuando era soltero era normal verle con numerosas y diferentes mujeres disfrutar de la noche madrileña.

Cristiano Ronaldo no se dejaba ver mucho eso sí por la capital de España. El delantero portugués metía goles en el campo y también lo hacia fuera, pero con la discreción que necesita una estrella para no ser más noticia fuera de los terrenos de juego que dentro.

Cristiano disfrutó mucho siempre de sus vacaciones. Le pudimos ver en el verano de 2009 en Las Vegas, disfrutando de la compañía de Paris Hilton. La americana no habló bien después del portugués. Pero la verdad que es que ella habla bien de muy poca gente. Y es algo que al portugués le dio bastante igual.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Feliz aniversário meu amor❤️❤️❤️❤️❤️

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Ya en Madrid Cristiano disfrutó de años de soltería, antes de estar una larga temporada con Irina Shayk , relación que dejó después de que la rusa se negará a ser tan solo madre de familia y renunciar a su vida como modelo. Una mujer de armas tomar.

Una de las conquistas del portugués fue la italiana Criss Buccino. Falta por ver quién conquistó a quién. Ambos se conocieron en Madrid y pasaron una noche juntos. Ella reconoció que fue un caballero el jugador de Madeira y que sabía hacer disfrutar a una mujer. Al poco tiempo Cristiano empezó su relación con la que hoy es madre de dos de sus hijos, Georgina.

Hemos visto en el Instagram de Cristina Buccino una foto recién salida de la ducha. Tapándose con la toalla y sin dejar que se caiga, pues si lo hace se vería todo su esplendor. Una foto que pone celosa a la mismísima Georgina y que hace tener a Cristiano sudores fríos recordando su noche con la italiana.

Cualquier tiempo pasado fue mejor. O no