Roccuzzo los tiene a todos sus amores excepto a Leo Messi… ¿Por qué?

Atento a la última foto de la novia del crack mundial porque ha desatado la polémica

La mujer de Lionel Messi no deja de sorprender por su belleza en las fotos que sube habitualmente en su cuenta de Instagram. Son habituales las imágenes en las que se puede ver a la diva argentina asistiendo junto a Messi a alguna de las galas en las que este recibe algún premio a nivel individual, posando junto a sus hijos y marido en alguna actividad llevada a cabo en su casa o fuera de ella y en otras ocasiones posando ella sola con algún objeto de las marcas que publicita, bien sean vestidos, calzado o algún complemento como bolsos o relojes. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Ellos siempre conmigo ❤❤❤

Una publicación compartida de Antonela Roccuzzo (@antonelaroccuzzo) el

Debido a lo mucho que gusta Antonela entre sus seguidores, más allá del mensaje que la rosarina quiera transmitir en sus fotos, siempre está el atractivo que desata fruto de esa belleza que la Roccuzzo siempre sabe mostrar a quienes la miran. En su última foto, un primer plano donde se la puede ver el rostro con mirada perdida y reflexiva, Antonela está apoyada en la barbilla sobre sus dos manos y esto no es para nada casual. 

En cada uno de los laterales de sus manos la argentina tiene tatuados los nombres de sus amores que no son otros que sus hijos Ciro, Thiago y Mateo. Los tres peques son, junto a Leo Messi, la familia de Antonel, a los que adora y quiere con locura como no se cansa de afirmar a través de las redes sociales. 

Antonela Roccuzzo

Lo que ha sorprendido a más de uno es que la mujer de Leo Messi, que lleva compartiendo con el jugador y capitán del Barcelona muchos años de su vida, no tenga también tatuado en su piel el nombre de su chico por excelencia. Como ella ha afirmado en más de una ocasión, no tiene su nombre tatuado, que se sepa… Y con estas palabras ha desatado la imaginación de sus seguidores que le han pedido que por favor, si lo hay, desvele ese tatuaje...