¡Sara Corrales abrió las piernas demasiado con una mini!

Y nos deja con la boca abierta

Vaya peligro tiene tomar una fotografía desde un ángulo poco estudiado. Vaya peligro que el objetivo descubra algo que no debiera o vaya maña la del fotógrafo en cuestión que supo cómo hacerlo. Dos formas bastante diferentes de ver las publicaciones de las nuestras, las de la sección rosa, según la tendencia más o menos afín del ojo que las ve y de la protagonista de la instantánea. De Sara Corrales nos consta que tiene más fieles y seguidores que menos afines, no podría ser de otra manera porque atributos no le faltan. Pero también es cierto que últimamente las críticas se dejan caer por su lado debido a su físico. Entre el exceso de musculatura y la extrema delgadez de la artista se debaten los comentarios de algunos, menos músculos y algo más de grasa en el cuerpo parecen pedir sus acólitos. Y es que se quejan de los excesos de Sara en el gimnasio y de la pérdida de sus formas tan características para alcanzar otras nuevas y algo menos femeninas, para gusto los colores, que dicen. Y es que al contemplar a Sara en publicaciones como las de hoy no encontramos fundamento alguno a esos comentarios, sólo hay que verla. 

Las piernas infinitas, perfectamente torneadas y vestidas con botas también infinitas dan al traste con todas esas afirmaciones. Y todo por culpa de una mini escasa de tela o de un objetivo en situación estratégica que supo captar el momento, el de las piernas abiertas o el de la pose de una modelo, como cada uno lo quiera ver. Un look informal pero elegante, de lo más adecuado para salir a cenar y dejarse ver. Porque un físico como ese no deja a nadie indiferente. Aunque el objetivo se equivoque con el ángulo, o acierte, quién sabe.