Sara Corrales se baja el mini short (y ojito con lo que vas a ver)

Imposible apartar la vista de su imagen

Entre la duda de si invertir o no en aparatos de gimnasio, de esos que se tienen en casa y terminan sus días como perchero no hay nada mejor que contemplar el cuerpo de las nuestras para ver todo lo que se puede conseguir con un poco de disciplina y rutina. Se empieza desterrando la idea de verlos como aparatos de tortura, de no hacer caso de la falta de glamour que hay en el sudor y se termina aceptando que si algún día queremos tener un cuerpo que se parezca, aunque sea de lejos al de Sara Corrales son imprescindibles en nuestra vida, en nuestra casa y en toda nuestra existencia. Y es que la colombiana, asidua a comparatir momentos de su vida a través de sus redes, suele premiarnos con publicaciones como esta y en la que se pueden ver los efectos de esos entrenamientos en su cuerpo. 

Ni un gramo de grasa de menos ni de más, cuerpo torneado a más no poder pero sin perder las formas y unas abdominales de las de infarto y que una vez que las miras te atrapan e impiden que la vista cambie de dirección, el resultado de un trabajo bien hecho. Y como toda buena modelo y profesional que se precie, no le sirve cualquier trapito para ejercitarse, guapa de principio a fin, y conjuntada en estilo y color. Con un top de lo más mini que deja a la vista lo cuidado de sus curvas y un mini short rosa se prepara para una de sus sesiones de gym casero, inmortalizándolo con un selfie, que quede constancia de que las cosas cuestan, que ella se lo trabaja, que no se pueda decir lo contrario. Y es que Sara es fiel a sus rutinas, aunque sea en su propia casa.