Sara Corrales elige un bikini roto ¡y se le ve esto!

Se ponga lo que se ponga es espectacular

Sara Corrales ha decidido aparcar por un tiempo su lado cocinero y su participación en el programa MasterChef Celebrity para tomarse unas vacaciones.

Entre publicidad, posados y televisión la modelo no tiene tiempo ni para mirarse en el espejo, que si bien es cierto no le hace falta recordarse lo guapísima que es, su cuerpo sí le pide un respiro entre tanto frenetismo.

Ha dejado críticas por su forma de cocinar, por usar apuntes a la hora de meterse entre fogones y por haber tomado lecciones con uno de los chef más importantes para asegurarse el premio del concurso y se ha llevado a su familia y a sus amigos nada más y nada menos que a Tulum, a un exclusivo hotel sólo disponible para determinados bolsillos y a base de publicaciones ha dejado claro lo feliz que es y lo bien que está.

Se nota que la maleta de la modelo ha ido poco cargada de ropa pero sí repleta de bikinis que dejan a la vista los resultados de esas rutinas deportivas que a veces reciben demasiadas críticas por lo extremas que son pero que en sus curvas producen un efecto de lo más favorecedor.

Y de entre todas las prendas de baño, Sara ha elegido una con la que regalarnos la vista y provocar suspiros.  

Se trata de un bikini blanco, diminuto, con varias aberturas en la parte superior, en la zona centro de su delantera y que deja que se entrevea cómo es y qué tamaño tiene, ¡la imaginación al poder!

Y aunque puede dar la sensación de que se trata de un bikini roto nada más lejos de la realidad. Que está elegido ex proceso para que se hable de él, para insinuar y para desviar posibles polémicas de su vida a otras polémicas más interesantes.

Nos gusta esta forma de estar en el candelero, para qué mentir.