¿Por qué Sara Corrales lo tiene así? Por lo que muestra en estas fotos…

Parece imposible que sea capaz de tenerlo así, pero es 100% real. Mira y disfruta

La treinteañera Sara Corrales vive la vida y se la come a puñados. No se detiene ni un segundo y para poder mantener ese ritmo necesita de unas baterías muy potentes, tantas como la fuerza mental que posee. No hay obstáculo que la detenga ni la paralice y es que la de Medellín va con todo y por eso logra todo aquello que se propone, no hay más misterio.

En las últimas fotos se la ha podido ver en plena sesión de gimnasio golpeando duramente el saco como si fuese cualquiera de los problemas que la atormentan y cebándose con ellos hasta dejar las cosas en su sitio. Del mismo modo se la puede ver levantando los discos para trabajar sus bíceps y sus perfectas piernas que la hacen poseer una figura prácticamente perfecta. 

Ella lo deja bien claro en cada post y sus mensajes van siempre en la misma dirección: nada de esperar a que las cosas lleguen porque eso, salvo milagros y hechos muy puntuales, no va a pasar. Nada de dejar de intentar las cosas a las primeras de cambio o cuándo parecen imposibles, porque el único fracaso es abandonar y dejar de intentarlo. Ella toda esta actitud la lleva a la práctica en cada uno de sus días y gracias a ello puede contar como éxitos rotundos cada uno de los proyectos que saca adelante y el último, de hecho, está a punto de ver la luz: un restaurante que llevará el nombre de Vivo Life Food en su ciudad natal, Medellín. 

Su objetivo es servir comida healthy y original para dar un servicio diferente y lograr una experiencia que merezca la pena y que aporte a quienes la prueban algo nuevo que no habían vivido antes. Es cierto que los inicios de un restaurante suelen ser complicados pero estando detrás del proyecto Sara Corrales está claro que el resultado será más que satisfactorio.