¡Sara Corrales nos deja mudos! mucho más que ¡descomunal!

Así cualquiera es portada de revista

Cuando Sara Corrales deja los bikinis de lado y se viste de largo para ser portada de revista, el resultado es espectacular. Sara está divina de todas formas pero hay veces en las que consigue dejarnos sin palabras.

Ha aguantado con estoicismo todo tipo de comentarios sobre su físico –como si fuera posible comentar algo malo de él- y ha tenido que escuchar que el deporte le estaba haciendo perder feminidad a favor de ganar músculo. O no la veían con buenos ojos. O los que criticaban no veían nada bien, todo es posible.

Sí, Sara tiene músculos muy definidos y muy tonificados como consecuencia de todas las durísimas rutinas a las que se somete a diario. Pero lejos de perder ninguna forma lo que hace es perfilarlas. Hacer que, como en esta ocasión, un vestido deje a la vista un conjunto que en tamaño y en tonicidad ¡es impresionantes!

Ni un gramo de grasa ni un día sin hacer algo de deporte, así es como dice que se llega a conseguir un físico como el suyo. Y con cuidado en la cocina y la comida, de ahí que se haya embarcado en una aventura empresarial donde se ha hecho con un restaurante de tendencias veganas.

Y después de todo esto, vestidos cortos o bikinis para que la veamos así de despampanante. Claro que nos deja mudos y claro que no podemos emitir ni una sola palabra al ver a semejante mujer, ¡Sara es un espectáculo digno de contemplar por todos!

Ahora cuando se la vea en la portada de revista, con ese vestido a dos tonos y con una figura escultural será un buen momento para que aquellos que decían que el cuerpo de Sara sólo era músculo recapaciten sobre sus palabras. Y la miren una y mil veces, lo mismo las palabras que a nosotros nos faltan tampoco llegan a sus bocas.