¡Sara Corrales se quita la ropa! Y las enseña: ¡Ni JLo!

¡Menudo tamaño se gasta la modelo!

Sobre el tamaño de los músculos que ha de tener un cuerpo para considerarse impresionante no hay nada escrito. O, para ser honestos, sí lo hay, pero depende tanto del ojo que mira y de lo subjetivo que llegar a un acuerdo se hace difícil. De Sara Corrales poco se puede decir que no se haya dicho ya. Guapa, modelo entre las modelos e imagen de marcas que hacen cola esperando que la colombiana las represente. Pero lo cierto es que desde hace una temporada Sara se habla en demasía del exceso de deporte que practica Sara y de los efectos en su cuerpo.

Sara siempre ha estado genial. Su cuerpo siempre ha sido estupendo y los cuidados que les ha dado también han sido los mejores. Pero se ve que ha llegado un momento en el que la maniquí ha perdido el rumbo en esto de los músculos y la vida sana. Su cuerpo empieza a perder las formas femeninas que le hicieron archiconocida y comienza a coger un tono muscular que mucho dista de ser bonito, según señalan sus seguidores. 

Y es que no hay más que ver las piernas de Sara para darnos cuenta del calibre de los entrenamientos. Sólo se ve músculo, y no uno cualquiera sino uno desarrollado a base de bien. Y si sus piernas sorprenden, sus brazos tampoco lo hacen menos. Torneados, musculosos, sin gota de grasa y sin nada más que músculos definidos hasta decir basta.

Y aunque sus más fieles ya le han dado un toque de atención y le han animado a dejar un poco de lado el exceso de deporte, parece ser que Sara se gusta y pretende seguir así. Lo mismo la mismísima Jennifer López tiene que consultarle sobre entrenamiento y dieta. Que entre famosas, los secretos nunca se comparten, sobre todo en temas de músculos.