Sara Corrales sale sin falda a la calle, ¡es alucinante!

¡Vaya poderío!

A Sara Corrales le ha venido que ni al pelo eso de participar en un programa de concina para aprovechar el momento y, como quien no quiere la cosa, dar a conocer que es dueña de un restaurante que acaba de abrir sus puertas, olé por Sara.

Parece que las tablas de la modelo en esto de la vida pública y de la auto publicidad se le da de miedo, porque sus ingresos aumentan día sí y día también y todo negocio que inicia promete en su recorrido.

Criticada por muchos por eso de machacarse a base de bien en el gimnasio y luego publicar los efectos de las rutinas deportivas en sus músculos, Sara es admirada por muchas y denostada por otras tantas que no entienden su pasión por el deporte.

Pero si tienen ocasión las menos fieles, que vean la fotografía con la que nos alegra la vista Sara hoy. Lo mismo dejan de ver en ella cuerpo hipermusculado y comienzan a ver ¡maravillas!

Porque la maniquí, tiene bondades corporales para dar y tomar. Y porque a su cuerpo le sienta bien todo.

Ni vestido, ni falda ni bañador con mangas es lo que lleva puesto hoy. Y a pesar de no encontrar nombre para la prenda hay que ser honestos y decir que Sara luce espectacular al dar la sensación de haber olvidado la falda en casa y salir de esta guisa a la calle. 

Piernas kilométricas y torneadas a más no poder, cuerpo escultural y medidas divinas es todo lo que cuenta en su haber Sara, como si eso fuera poco.

La alimentación consciente que dice practicar y que se sirve en ‘Vivo life food’, su restaurante, tiene mucho que ver con todo este despliegue de poderío. Así cualquiera sale a la calle sin falda, o sin vestido.