Sara Uribe abre las piernas y pone ¡Colombia patas arriba!

Explosión de atractivo y sensualidad

No es de extrañar que Sara Uribe sea una de las famosas más buscada y que más ansias despierta en lo que a cotilleo y chismes se refiere. No es de extrañar que todo el mundo pensara que después del nacimiento de su hijo Sara iba a pasar un tiempo alejada de objetivos para recuperar curvas y figura, y para nada fue así. Tampoco sería raro pensar que su relación con el jugador de futbol Freddy Guarín podría cojear tras las declaraciones de su ex mujer acusando a la modelo de haberse metido en su matrimonio, y la cosa tampoco llegó lejos. Está visto que nada es lo que parece en la vida de la modelo, que lo normal no tiene cabida en su vida. Lo que está claro es que la presentadora de televisión se encuentra en su mejor momento profesional y personal. Y eso se nota en su cara, sólo hay que verla.

En la familia ahora son uno más

Y como les sobra felicidad y parece que no saben qué hacer con ella, la familia Guarín-Uribe ha decido ampliar el número y desde hace bien poco cuenta con un nuevo miembro. El sueño de siempre de Sara fue tener una yegua, y este ha sido el último detalle del jugador para su pareja. ‘Dulce Pecadora’, así la ha bautizado y no sabemos si aludiendo a alguien o a algo de manera indirecta. Y mientras su compañero continúa pensado cuál va a ser su próximo destino futbolístico, ella continua con sus trabajos como modelo. Con trajes de noche rojos, como el que lleva, de los que no hacen falta tacones porque le sobra estatura y elegancia y con una simple escalera como decorado. Y es que cualquier estilismo es perfecto para Sara, cortos o largos, en cualquier escenario y ocasión, aunque sean unas simples escaleras.