El secreto de Antonella Roccuzzo que revoluciona Barcelona

Se lo tenía muy callado

Antonella Roccuzzo guarda varios secretos ocultos, pero muchos de ellos se han ido haciendo públicos con el paso del tiempo. Y es que una persona con su fama y su repercusión, y a la que las cámaras están persiguiendo las 24 horas del día, debe de andar con cuidado siempre, con lo que dice y lo que hace. Y, normalmente, a la mujer de Leo Messi se la ve acompañada de sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro. Sin embargo, parece que eso no siempre es así, pues como se ha conocido, la familia tiene contratada a una niñera, que, además de hacer diversas labores del hogar, como fregar, limpiar o coser, también se encarga de cuidar de los pequeños cuando así se lo piden. En especial, de Ciro, que aún no va al colegio.

Una información que dejó boquiabiertos a todos los seguidores de la de Rosario. Porque dispone de muchas horas libres al día, ya que no acompaña a su esposo a los viajes que hace cada semana, por toda España y por toda Europa, a veces, incluso, cruzando el charco. Y es que prefiere quedarse en Barcelona, su casa. Por tanto, se limita a estar con él en las galas donde es estrictamente necesaria su presencia, como el Balón de Oro, por ejemplo. Y muchos se pensaban que, ya que apenas tiene que hacer nada, y tan solo se mueve para hacer deporte, se quedaba cuidando y educando a sus niños. Pero parece ser que no, que tiene una niñera contratada, lo que desató un sinfín de críticas.

 

“La gente con dinero ya no tiene amor ni por sus propios hijos”, “Que lástima para los pequeños, tener que ser criados por una persona que no es ni de su sangre” o “Que le costaría tenerlos a su cargo, si no hace nada en todo el día” era lo que más se comentaba.