Selena Gómez se pasa al lado oscuro: adiós sorpresa de Hailey Bieber

La cantante texana vuelve a ser noticia por su anterior relación, revelando también su lucha contra la depresión

Selena Gómez ha tratado de concienciar a la gente en una de sus últimas publicaciones sobre la importancia de la salud mental, revelando que ella se ha visto obligada a luchar contra la depresión. La cantante ha sido una de las voces destacadas para presentar la campaña de ‘Rare Beauty’ dirigida a las personas que necesitan ayuda en este aspecto, con la texana reconociendo que se trata de una iniciativa que la toca muy de cerca al haber lidiado con luchas similares en su vida personal durante los últimos años. Muchos de sus problemas surgieron tras su separación del cantante Justin Bieber, una relación que sigue estando muy presente en la mente de todos sus seguidores en la actualidad y en los focos de Hollywood.

Selena Gómez se ha convertido en la villana de la historia en algunas versiones respecto a su relación actual con Justin Bieber, sobre todo tras el último episodio en el que se ha visto envuelta la esposa del canadiense Hailey Baldwin. El triángulo amoroso ha afectado nuevamente a la modelo tras decidir eliminar su cuenta de Twitter, pese a que siempre se había mostrado muy activa con sus seguidores a través de dicha red social. La propia Hailey ha confesado que se debe a todos los comentarios tóxicos que recibía en la plataforma, la mayoría atacándola o comparándola con Selena, dejando un pequeño ataque para la cantante al no condenar públicamente estos comentarios.

El papel de Selena en todo este culebrón parece haber desaparecido completamente con el paso del tiempo, pese a que recientemente se llegó a rumorear que uno de los nuevos tatuajes de la cantante tenía significado encubierto para Justin Bieber. La separación de ambos sigue estando muy presente en la actualidad de los dos, ya sea de una forma o de otra, pese a que su ruptura se remonta hasta principios de 2018.

La primera vez de Selena Gómez en rehabilitación se remonta a 2014 al sentirse demasiado deprimida y no encontrar solución por sí misma para todos los problemas que la sobrepasaban en aquellos momentos. Los médicos diagnosticaron a la texana lupus, una problemática que la llevó nuevamente a entrar en este proceso en otras dos ocasiones; en 2016 y en 2018. A comienzo de mes reveló también en redes sociales que ha sido diagnosticada con un trastorno bipolar, por lo que sus problemas siguen estando muy lejos de desaparecer en estos momentos.