Sergio Ramos lo sabe, ¡ojo a lo que enseña Pilar Rubio!

El futbolista alucina con el detalle que deja su chica ¡en el bosque!

Las hay que parece que han hecho un pacto con el diablo o con algún ente superior para conservarse como lo hacen. Las hay a las que los años de ayer les sientan peor que los de hoy, de las que mejoran como el vino. Las hay, pero son bien pocas, y a ese reducido grupito pertenece Pilar Rubio, con los ojos y el cuerpo que más envidias generan entre las terrenales más femeninas.

A sus 41 años la presentadora de televisión está estupenda. Las visitas al gimnasio de Torrejón de Ardoz donde es asidua día sí y día también tienen parte de culpa en su cuerpo y en sus formas. Y parece que la dieta sana también tiene su recompensa, que los milagros en esto, no tienen cabida aunque a veces el bisturí, sí.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Sunset into the woods 🌲✨📸 @davidprades_photo

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

La cosa es que Pilar además de pasear palmito por todo sarao que se precie en compañía de su marido, Sergio Ramos, y de lucirse con menos gloria de la que quisiera en platós de televisión, la presentadora también es imagen de varias marcas a las que presta físico y fama, cualidades necesarias de toda celebrity que se precie, y ella, lo es. Seguramente las casas de bikinis, trikinis y todo tipo de prendas de baño se peleen por contar con Pilar entre sus embajadoras, no hay más que verla para comprenderlo. Y si los bikinis son lo suyo, los accesorios, también. Esos que suele combinar con mayor o menor acierto en todas sus apariciones, de los de nadie más, de los de sólo ella. O de los de collares del oeste con bikinis mínimos, de los de chaleco de vaquero con un look de playa, de los imposibles en cualquier cuerpo menos en el de Pilar. El estilo propio de una diva a veces también, presentadora de televisión.