Shakira mueve la retaguardia ¡y se le rompe el pantalón! "Mamasita"

No aguanta la presión y encima se le mete por ahí

Lo de que Shakira es una de las mayores divas de la canción en la actualidad y desde hace lustros, es una realidad a gritos. Y no lo es solo en el ámbito latinoamericano, del que es oriunda (ella nació en Barranquilla, Colombia), sino en todo el mundo. Prueba de ello es que la han elegido a ella junto a Jennifer López para uno de los espectáculos más vistos del planeta, como es el show del intermedio de la Super Bowl.

Será el próximo 2 de febrero en Miami cuando la reina del Bronx y la cafetera suban al impresionante escenario para ser vistas por medio mundo y cantar al cielo su talento y el enorme despliegue que seguro harán las dos latinas quizá más importantes de la Tierra. Ella, Shakira, ha dicho sentirse muy ilusionada y nerviosa con la ocasión que se le presenta. “Va a ser el Santo Grial del entretenimiento. Es un evento deportivo, pero es muy relevante para nosotros los artistas”, dijo a Zane Lowe por Face Time.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

It doesn’t get any bigger than this! So excited about getting on that #SuperBowlLIV #PepsiHalftime stage! 🤩🔥 @jlo #nosvemosMiami #happybirthdaytomeee

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

En el ajo está, además de la súper estrella neoyorquina, Jay Z, uno de los productores musicales más importantes de Estados Unidos, rapero y esposo de Beyoncé. De hecho fue el magnate el que contactó directamente con Shakira para preguntarle si estaría interesada en ser parte protagonista del mayor concierto del globo y que él produce.

Sin duda el exitoso rapero del East Coast la ha elegido por su voz y a buen seguro por sus movimientos de cadera, absolutamente legendarios. Prueba de ello es este momento increíble en el que la artista menea su retaguardia, especialidad de la casa, frente al público y con su pantalón roto. La cantante sigue bailando como si tal cosa y un efecto visual introducido por los productores del vídeo se introduce por el cuerpo de la colombiana y lo recorre. ¡Tremendo!