Sofía Vergara en bikini y sin retoques: “¡Si no lo veo no lo creo!”

Complicado reconocer a la actriz

Para los que somos seguidores de famosas, fanáticos de algunas e incondicionales de la mayoría de ellas, los atributos físicos, el largo de su pelo o incluso la manera mover las caderas al andar, nos son familiares. Nos las sabemos al dedillo, del todo. Y si nos hemos aprendido de carrerilla la vida y obra de toda aquella que nos interesa es imposible pensar que cualquier detalle que se refiera a su físico, a su anatomía, nos va a pasar desapercibido. En algunas ocasiones, incluso viéndolas de espaldas, sin ni siquiera ver su cara, las llegamos a reconocer. Tan sólo hay que practicar el arte de la idolatría. Así nos ha pasado con Sofía Vergara en tierras italianas. La actriz ha decidido celebrar por todo lo alto su cumpleaños, su proximidad a los cincuenta y los cinco años de matrimonio con el que es su marido, Joe Manganiello pasando unas idílicas vacaciones en tierras italianas mientras da cuenta del trascurso de sus días en publicaciones y vídeos que lanza en sus redes y que devoramos con ansiedad y nerviosismo. Pero como decíamos, a veces, se reconoce a nuestros ídolos incluso sin verles la cara. 

Y así es como hemos pillado a la actriz, de espaldas, en la playa, disfrutando de sol y agua, de espaldas al objetivo pero con la certeza absoluta de que ese cuerpo y esas curvas pertenecen a la actriz mejor pagada de Hollywood. Al llevar un bikini blanco como único atuendo poco puede esconder la modelo, aunque tampoco le hace falta trampa alguna. La actriz, ya con unos años encima y habiendo sido madre, tiene un físico y una vitalidad envidiable. Lo mismo es verdad que los años no corren igual para todas y que los lujos de una vida cuidada y sana tienen sus frutos. Tan sólo hay que verla.