Sofía Vergara incendia el verano con el bikini “¡más bestia!”

Vienen curvas, y de las buenas

No hace falta ver la publicación de nuestra famosa dos veces para identificarla, es instantáneo. Para que luego hagamos caso de rumores, de chismes y cotilleos sin fundamento alguno que tienen un objetivo bien claro y definido. Y es que al verla, parece que los años no corren igual que para el resto de los humanos. Sofía Vergara está íncreible a sus cerca de 50 años. Ni kilos de más, ni canas ni patas de gallo, como dicen ver sus detractores. Está fantástica, y si no, a ver quién es la valiente que se enfunda en un bañador o trikini o como deba llamarse a la prenda de baño que con tanto desparpajo y seguridad viste la colombiana. 

Ni gramo de grasa de más, ni señal de su paso por el quirófano en sus pechos, ni el típico despeinado propio de los momentos de sol y playa. Que le vaya quedando clarito a los más críticos con la modelo, que sigue estupenda y que su cuerpo, a día de hoy, todavía le permite desfilar y ser considerada un personaje dentro y fuera de las pantallas. A ver ahora cómo se las apañan los menos fieles para desmontar todas aquellas afirmaciones que decían que la actriz mejor pagada de Hollywood estaba acabada. A ver qué inventan y qué treta nueva tienen en mente para volver a mencionar a la actriz, y no de la mejor manera. Porque así funcionan muchas cosas en el planeta de los famosos. Porque la fama tiene un precio, aunque no todas están dispuestas a pagarlo. Como ella, la actriz de apellido Vergara, la que sabe que una fotografía vale más que mil palabras para acabar con infundias y malos comentarios. Y si no les parece suficiente, ya se le ocurrirá algo. Porque ella es Sofía, la Vergara, la que sabe cómo hacerlo.