Sol Pérez lo agarra, se lo lleva a la boca ¡y no lo suelta!

No se corta ni un poquito

Si Sol Pérez tuviera que buscar un calificativo a cómo le va la vida últimamente seguro que no lo encuentra, y no es que se canse pronto, que Sol es de las de insistir.

La Sobri de Pérez está irreconocible, y no por su cuerpo, sino por su comportamiento y por la actitud con la que encara la vida y las críticas, bastante diferente de la de hace no mucho tiempo.

La culpa de todo la tiene Guido Mazzoni , el hombre que le ha robado los suspiros y según se dice con el que la argentina estaría dispuesta a perder la soltería, ¡y eso que pensamos que contigo era imposible!

Se conocieron, a los pocos días se marcharon juntos de vacaciones y desde entonces, son inseparables, ni a sol ni a sombra, ¡c´est l´amour!

Y para que no nos perdamos nada, ni paran de hacerse fotografías y de publicarlas en todas sus redes, ni dejan de aparecer el uno sin el otro, ni faltan los likes ni los comentarios, esto tiene toda la pinta de acabar en el altar.

Hasta el cuerpo de la argentina parece agradecer el estado de felicidad que la embarga, o lo mismo algo tiene que ver el tiempo que los dos tortolitos comparten en los gimnasios que Guido tiene en propiedad, que son unos pocos.

Sol ha dado en el clavo después de muchos fiascos, de novios que resultaron no serlo y de compañeros a los que sólo les interesaba que los reconocieran por estar a su lado y por nada más.

Por eso cuando sol publica una fotografía besándose con su chico, agarrándole del cuello y no dándole opción a separarse, estamos seguros de que la cosa es seria, muy seria.

Se acabaron los flirteos, las nuevas parejas y las presentaciones, al menos de momento. Que la cosa parece que tiene futuro aunque con Sol, nunca se sabe.