¡Sol Pérez no pasa frío! Sin nada en el jardín de su casa

Ya se encarga ella de subir la temperatura

No le hacía ninguna falta a Sol Pérez buscar una excusa como diseñadora de bikinis para convertir la prenda en su habitual de todos los días.

Aunque lo mismo llamarla diseñadora le supone un plus a sus prendas, que en este mundo las cosas funcionan así.

El caso es que no se cansa de usarlos y enseñarlos, y ahora menos que se ve obligada a lucirlos mientras enseña al mundo entero todo lo que dan de si las sesiones de entrenamiento de la argentina.

Y es que hemos visto tantas veces el perfil de la que fuera chica del tiempo, que casi se nos había olvidado cómo es Solci de frente.

Que ya sabemos que se trata de estrategia para que el tamaño de su retaguardia sea evidente, pero de vez en cuando, mirar de frente y enseñar cara y cintura, tampoco está nada mal.

Lo que está claro es que si de retaguardia Sol va sobrada, de delantera tampoco se queda atrás, que el bikini le queda estupendo y que el color rojo le favorece.

Seguro que Sol no se ha parado a pensar la suerte que tiene de poder hacer su trabajo desde el jardín de su casa mientras toma el sol y luce palmito, aunque lo mismo sí lo pensó y por eso ahora se ha tirado por el diseño.

Sea como sea la argentina ha vuelto a dar con la tecla adecuada en esta faceta nueva de empresaria que combina a las mil maravillas con sus apariciones televisivas y con su próxima obra de teatro, profesiones de lo más variopinto con fieles en todas ellas.

Lo mismo en breve nos sorprende ya no con bikinis ni con posados en el jardín de su casa, que esto ya lo hemos visto, lo mismo con algo más intelectual, quién sabe.