Sol Pérez en vaqueros: “¡Ni Kim Kardashian!” y “¡Va a estallar!”

Sube la temperatura con su posado más hot

Por si fuera poca la temperatura que marca el termómetro estos días, Sol Pérez viene a caldear el ambiente un poco más y a hacer que el mercurio de termómetros alcance grados y temperaturas nunca antes soportadas. Y eso que ella más que nadie sabe de calor y frío, no en vano es la chica del tiempo, la de las borrascas y los anticiclones en la pantalla, y la de los sudores y el calor en sus redes sociales, porque La Sobri de Pérez se encarga de levantar ánimos, avivar sofocos e incitar a todo el que la ve gracias a sus posados más hot y al gusto por enseñar piel en demasía. 

Y es que teniendo una anatomía como la que ella tiene es difícil resistirse a no enseñarla, o, por lo menos, a no vestir prendas mega ajustadas que dejen claro quién es la manda en el panorama de las curvas y voluptuosidad. Quién si no se iba a atrever con unos vaqueros, unos jeans como los que lleva y que más que tejido parecen una segunda piel. Que se note que su cola es el producto de muchas horas de gimnasio, del uso del patín y del juego del voley al que solía dedicarle mucho tiempo años atrás. Y para los que dicen que su trasero ha pasado por manos de cirujanos y bisturís para tener el aspecto que hoy tiene, Sol les responde tajante. Que las caderas son algo propio y característico de su familia, que la génetica y el deporte le ha ayudado a su constitución pero que la cirugía, no. Y eso que reconoce que su pecho sí recibió un empujón para alcanzar su tamaño y talla actual. Pero nada más, el resto naturaleza. Y suerte, mucha suerte. Porque ya nos gustaría al resto poder contar con esos mismos genes.