Sommer Ray se baja el pantalón lo justo ¡para que veas eso de ahí!

De vez en cuando la modelo se suelta el pelo

Sommer Ray reconoce que su parte traviesa, la que le permite hacer locuras y salirse de lo que está estipulado y es habitual, suele ganar a su parte más cabal, y eso que dice que suele atar en corto a su lado rebelde para evitar problemas. Aunque a veces nada mejor que la ropa se atreva a decir lo que no hace ella, unos pantalones que no llegan a la cintura es una buena muestra de ello, ¿no creen?

Evitar la censura y animar a sus fieles a que se acerquen a mirarla pero buscando nuevas mañas… ¡y lo del body con el chándal nos ha parecido lo más!

¿O acaso está marcando tendencia y las que estamos desconectadas somos el resto?

Y la combinación con la ropa deportiva… ¡vean y juzguen ustedes mismos!


Cualquiera podría pensar que tener metidas las manos en los bolsillos es lo que hace que los pantalones de la deportista se bajen, que no lleguen a la cintura y que se vea que lleva un body y nada más…

Pero conociendo a Sommer estamos seguros de que la posición de las manos es tan sólo la excusa para permitirse el lujo de no terminar de subir los pantalones y así dejar a la vista lo que a ella le interesa, esa parte poco obediente que dice tener y que de vez en cuando ¡ve la luz!

Habrá que plantearse combinar la elegancia de una prenda de seda con la informalidad de la ropa deportiva porque ¡queda bien!

O al menos en el cuerpo de la modelo fitness se ve genial ¿no creen?

Y así de la manera más simple y sencilla la maniquí consigue que miremos, que nos fijemos y que hablemos de ella, sin necesidad de pasarse a la hora de enseñar y con los trapitos que suele usar todos los días.

Aunque con Sommer nunca se sabe… porque a veces da rienda suelta a su lado más oculto y le deja escoger estilismo, entonces… ¡que se preparen todas las miradas!