Sommer Ray se esconde detrás de la cortina, la abre ¡y aparece así!

No tiene motivos para esconderse

Con tan solo ver un pedazo de la cara de Sommer Ray, y sin tener lo que le ha hecho famosa a la vista, se la reconoce por los ojos. Incluso cuando se empeña en que una cortina la tape por entero y deje muy poco a la vista….sólo un rato. Sommer sabe lo que tiene que hacer y cómo hacerlo.

Se esconde o aumenta las ganas de quien quiere verla, cualquier cosa es posible conociendo a la deportista. Esconderse de pocos, porque no calla ni debajo del agua aunque lo mismo lo importante es lo que tapa y no deja ver. Y hacerse desear siempre, esto es una constante en su vida.

¿Tantas cualidades concentradas en el mismo físico?

Pues sí y además ahora ha descubierto que también se le da bien arrancar risas y explota su vena graciosa con la simpatía que ha copiado de su amiga Amanda Cerny.

Pero estábamos con una cortina y con la deportista detrás de ese trapo que la tapa sin tapar…

Y como no podía ser de otra forma, la deportista abre la tela y descubre el secreto que escondía. Una Sommer en bikini con brillos que sorprende con su bronceado y con ¡lo que se ve!

Dice celebrar esas cosas que le hacen tan particular pero que confunden al personal, y es que con Sommer siempre nos movemos entre dos agua, en las del deporte y en las que no tiene límites ni los quiere, porque de ahí procede su físico y en las que despista a todo el que la mira con su forma de dejar claro todo lo que tiene, ¡como ella no hay dos!

No es de extrañar que cada vez que la veamos nos preguntemos con qué faceta de la famosa nos vamos a encontrar. Aunque a veces como hoy deja claro que sabe dejarnos con la boca abierta con lo suyo y con lo que sabe hacer.