Sommer Ray no se da cuenta, se lo sube ¡y se le ve eso de ahí!

Rompe las redes.

Sommer Ray ha conseguido un nivel de elevación tal, que algunos la consideran como la Diosa del Fitness, si es que eso realmente existe. Su lugar favorito es la playa y en ella ha conseguido las mejores fotografías que se recuerden. Siempre es difícil comprender si el mayor adorno es el paisaje o la modelo estadounidense. Sus seguidores cada día aumentan, la verdad es que nadie se puede resistir a la belleza y el cuerpazo de la influencer. 

Fiel a su estilo playero, utilizó un traje de baño con Animal Print en el atardecer. Su tono de piel armonizaba con el color de un cielo digno de admirar. Para incluir un poco de sensualidad, decidió subirse el bikini, atontando al fotógrafo en el momento, y a los seguidores después cuando vieron la publicación. 

Los elogios se quedan cortos para describir a Sommer, pero siempre es interesante separarla del resto de personalidades de redes sociales por su naturalidad. Sin cirugías plásticas parecía complicado destacar, debido a que se enfrentaba con medidas completamente artificiales, no obstante, ha superado la prueba y con ventaja gracias a sus rutinas de ejercicios. 

Sommer Ray y sus genes privilegiados

Parte de la fama de Sommer es por tener una combinación de atributos físicos muy difíciles de juntar. Tiene ojos claros, una cara de modelo de los cielos, una piel impecable y bronceada, además, carisma suficiente para llamar al público. Haciendo lo que le gusta genera ganancias a diario, hoy se encuentra en el TOP 3 de las modelos fitness con mayores ingresos en el mundo.

Mientras suban los seguidores, también subirán las ganancias económicas que reciba por mes. Los genes de su madre, quien también se ejercita y no aparenta su edad, esta vez fueron aprovechados mucho mejor por Sommer Ray. Las bondades de la tecnología y una genética privilegiada, tienen a la modelo de acondicionamiento físico mejor que nunca.