“¡¿Sonia Isaza se operó la cara?!” La foto con Arturo Vidal

Irreconocible es decir poco

Si lo natural y lo sencillo es lo que dicen que se lleva, lo que triunfa entre famosos y menos famosos, hay alguna de las nuestras que a día de hoy todavía no se ha enterado y parece que sigue empeñándose en perfecciones que poco tienen de perfectas y en parecer personas diferentes a las que conocemos y a las que realmente son. Y si nada más ver el cuerpo y los músculos de Sonia Isaza podemos reconocerla aunque no veamos su cara, hoy se nos ha complicado la tarea. Y eso que, a diferencia de lo habitual, lo que ha publicado es su cuerpo cubierto, que no su cara.

Vale que una quiera impresionar a la pareja de turno cuando se está en los casi inicios de una relación, vale que Arturo Vidal no es una pareja cualquiera y estar al nivel que exige es complicado y requiere de cierta técnica. Damos también por bueno que la ropa de nieve, la propia para esquiar no es de lo más favorecedora para un cuerpo como el de la modelo de fitness acostumbrado a poca tela y ajustados cual neopreno, pero, aunque intentamos buscar excusas y poner remedio a su publicación, no las hemos encontrado. Sonia, Nia o el colmo de músculos en un mismo cuerpo se ha pasado con el PhotoShop. Ni parece la misma. La evidencia es aún más sangrante cuando se compara el tono de su piel con el de sus acompañantes, cuando casi que se pueden contar los poros de la piel de El Rey mientras su piel no conoce ni qué es eso. Y el carmín exagerado de sus labios, el exceso de color de lo más apropiado para un día de esquís. Pero es que para Sonia, nada es demasiado. Que se lo digan a su cuerpo.