Tammy Hembrow y su hermana dan esta lección a Kim Kardashian

La australiana y Emilee Hembrow enseñan esto y retan al clan

Tammy Hembrow hace tiempo que está escribiendo su propio camino, pese a que gran parte de él, sobre todo en sus inicios, se nutrió del modelo y el cánones impuesto por Kim Kardashian con la que mantiene un intenso tira y afloja desde que la australiana le robara el protagonismo a la reina de Instagram en una fiesta organizada por su hermanastra Kylie Jenner y en la que, al perecer, Tammy bebió más de la cuenta.

Para Tammy este enfado de Kim no está justificado, ni mucho menos que dejara de seguirla en la conocida red social, una afrenta innombrable para la de Oceanía en este ámbito de vida y artificialidad en el que se mueven tanto la del país de los canguros como la norteamericana. Eso, al parecer, a Kim le preocupa poco, ella sabe que camina entre el afecto de millones de personas y el desprecio de otros tantos millones, de los que no sabemos si ya está incluida Tammy.

Sea como sea, lo más visto y nombrado del fin de semana fue el vestido que usaron tanto Kim Kardashian como Kendall Jenner en la gala de los Premios Emmy, donde quien peores críticas se llevó fue la mayor al usar un ultra ceñido vestido negro que le apretaba hasta la extenuación su anatomía y apenas le dejaba andar, tanto que casi tropieza. Los memes al respecto son abundantes.

Sea fijándose en este aspecto o no, Tammy ha querido hoy publicar una imagen suya con su hermana junto a una escalera roja en la que la rubia más famosa del fitness australiano posa con un vestido hiperajustado a su escultural cuerpo mientras que su hermana lo hace con otro más holgado. El glamour es menor que el de las Kardashian, pero desde luego parecen más cómodas de lo que lo estuvieron Kandall y Kim.