El tanguita rojo de Carmen Villalobos: “¡Eres la diva de Colombia!”

La actriz nunca nos deja indiferente

Si alguna vez te has preguntado si es posible llevar un bikini desconjuntado y desbordar glamour a la misma vez sólo tienes que ver la publicación de Carmen Villalobos para responderte. Porque ella lo hace todo posible y con elegancia, lo que ya es decir mucho. Y es cierto que la colombiana es santa de nuestra devoción y que nos gusta todo lo que huele a Carmen, pero es que sus aciertos en outfits y estilismos son muchos y conocidos. La hemos visto en bikini, de vacaciones y trabajando. La hemos visto en playas y en platós. La hemos visto dando vida a Catalina Santana y como la propia Villalobos. Carmen no tiene secretos para nosotros.

Y a pesar de que no somos muy fan de las gorras, ni de llevarlas ni de verlas puestas, hemos de reconocer que nos gusta la suya. Que como todo en ella lleva mensaje subliminal. Que su off se debe a sus vacaciones, a su tiempo libre y a su desconectar de las luces y los maquillajes que le acompañan a diario. Que aprovecha también el complemento para no dejarse ver del todo, para evitar ser reconocida por todo el que le sigue, por disfrutar de un poco de intimidad. Y, para asegurarse de que así va ser, nada mejor que unas gafas grandes de sol, de las que ocultan esos rasgos tan característicos de la colombiana. Perfecta en su intento de anonimato. Y perfecta también en anatomía y curvas. Carmen es espectacular. Una de esas raras mezclas de glamour, simpatía y sencillez que de vez en cuando nos encontramos en el panorama rosa. Una desconjuntada actriz que combina todas las facetas de su vida a la perfección. Que nos tiene encandilados y perdidos. Ojalá todas las perdiciones llevaran su nombre o el de Catalina Santana. Ojalá.