¡Tiembla Maluma! Natalia Balulich con una gabardina ¡y nada más!

El cantante no sabe lo que se ha perdido con ella

Natalia Balurich debería haberse planteado la soltería mucho tiempo atrás, aun estando en brazos del conocidísimo Maluma. La soltería le sienta mejor de lo que nunca habría imaginado, ¿será que con el cantante no era todo lo feliz que parecía?

Por aquel entonces – y no mucho tiempo atrás- la modelo era la cara bonita en una relación en la que el más famoso era él y la imponente en físico y en presencia ella, la parjeja de guapos que era capaz de trastocar a cualquiera únciamente con su presencia. Y con sus estiliesmos. Y con la forma de enseñar de ella.

Pero se dijeron adiós y hasta aquí llegaron. Maluma ha vuelto a encontrar compañera que aguante sus desplantes y que casualmente también es modelo y comparte ciertos rasgos con la bailarina que lo enamoró, ¿alternativa a la ex pero buscando las mismas cosas que tenía de ella??

Curioso la fijación del cantante…

Recientemente en una entrevista digital se le preguntó a Maluma por sus parejas, sobre todo por valorar con números la intimidad compartida con ellas, Natalia no podía escapar de la valoración. Y ante la respuesta del famoso y buscando la ironía Natalia también 'habló' de la intimidad compartida con una frase en su muro: “París es el mejor amante que nunca ha tenido”

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Paris is the best lover I ever had 👄

Una publicación compartida de Ναtαlία Bαrulίch 🌹 (@natalia) el

Touché Maluma, estocada en todo el orgullo y con estilo. Y por si esto no fuera suficiente y como si quisiera que su ex recordara los tiempos pasados y lo que se ‘ha perdido’, Natalia se tumba en unas escaleras, con pose de modelo de portada de revista y llevando sólo una gabardina. Ni menos ni más.

¡Sí señor eso es poner los dientes largos y hacer que a Maluma le tiemblen hasta las pestañas!

Con gesto cariñoso le coge una flor y se la lleva a los labios mientras le da un beso. Uno de esos que antes daba al cantante y que ahora no le queda más remedio que recordar, ¡lo que te has perdido, Maluma!