¡¿Todo eso es tuyo?! Becky G quema Instagram a lo Karol G

La cantante prepara una colaboración bomba con J-Hope, mientras lo revienta con esta foto

Hay una frase muy recurrente de El señor de los Anillos que le viene como anillo al dedo a Becky G: “Hasta el más pequeño puede cambiar el curso del futuro”. La cita es del mítico mago gris, luego blanco, Gandalf y se la dice en uno de los momentos de zozobra a Frodo, el portador del anillo de poder, en su camino hacia Mordor. Finalmente Frodo acaba con Sauron y aclara el futuro de todos. En el caso de Becky G, con su poco más de metro y medio de altura y solo 22 años, la declaración es un hecho.

Sobre todo porque está cambiando la vida a miles de fans que la siguen a diario a través de sus redes sociales, y porque con una estatura como la suya y siendo tan joven, es casi imposible conseguir más cosas en tan poco tiempo. Actriz y cantante, Becky revienta los conciertos que anuncia y ha puesto cara y voz a Trini Kwan, la ranger amarilla en la película Power Rangers, dirigida por Dean Israelite en 2017.

 Becky G, en un concierto

Además de ser la heroína en la adaptación americana de la ficción nipona, Becky ha participado en ‘Gnomos al Ataque’; ‘AXL’ junto a Alex Neustaedter, y ‘La Voz Argentina’. Todo ello en 2018, porque su carrera es mucho más dilatada. Pero sí es verdad que el pasado año marca un nuevo impulso en la carrera de la polifacética americana que lanzó ‘Zooted’, al que ha seguido en enero de este mismo año ‘LBD (Little Black Dress)’.  

Y su crecimiento no para ahí, ya que está planeando una colaboración muy jugosa con la estrella de los BTS, J-Hope, en una fusión entre el K-pop y el reggaetón de Becky G. Pero eso será en el futuro, porque ahora Becky G sigue su camino incendiando Instagram y consiguiendo que sus seguidores no paren de crecer. Para ello les ofrece fotos como la que ha colgado en pleno conciertodonde vemos que su belleza también es un factor para atrapar adeptos, al estilo Karol G. Puro fuego.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

“And even when it felt like the world was on fire she kept calm for she is a flame herself. A wild burning bright light that you not only could see but feel.”

Una publicación compartida de Becky G (@iambeckyg) el