¡El top más diminuto de Carmen Villalobos incendia Nueva York!

¡Ni Natti Natasha!, la actriz destroza Instagram en el día dominicano

Se cuentan las horas para disfrutar de ‘El fin del paraíso’, continuación de ‘Sin senos no hay paraíso’ la ficción de Gustavo Bolívar que tiene atrapado a medio Latinoamérica con su argumento en el que el mundo del narcotráfico y su alter ego policial luchan por el poder de los bajos fondos. Y si hay un rostro que todo el mundo reconoce en la serie es el de Catalina santana, encarnada por Carmen Villalobos.

La de Barranquilla está en la cresta de la ola mediática, es el foco de todas las miradas y las cámaras y su momento de esplendor se le nota en la cara, en la manera de moverse, de colgar contenidos. Está radiante, y allá por donde va los fans se la rifan para hacerse una instantánea con ella. Su rostro, que ha mantenido en vilo a miles de seguidores de la producción policiaca, es el de la jefa de la DEA que persigue a un poderoso y peligroso grupo de mujeres narcotraficantes, en la que es una de las demostraciones de empoderamiento en la ficción más grandes que se recuerdan.

Carmen Villalobos, en Nueva York

Y Carmen es su símbolo, su reina. Ella es la cúspide de la pirámide. Y se le nota, porque allá a donde acude, todas las miradas se concentran en ella, sean estas en su Colombia natal –nacida en el Atlántico de Colombia, como Shakira- o fuera de sus fronteras, en países como los Estados Unidos. Precisamente en la capital financiera del mundo, en Nueva York, es donde ha hecho su última aparición la intérprete en el Dominican Parade, Desfile del Día Dominicano de la Ciudad de Nueva York que comenzara en 1982 y que año a año se lleva a cabo anualmente en agosto en la 6.ª Avenida, donde ha querido celebrar tan señalada fecha con algunos de sus fans más acérrimos de la comunidad que vive en la ciudad estadounidense, al más puro estilo de la eminente dominicana Natti Natasha.

Allí se vio a Carmen rodeada de una muchedumbre que la ama y la solicita, lo cual nos confirma este momento álgido de su carrera. Y qué mejor para celebrarlo que ponerse unas galas atractivas, elegantes y sugerentes. Dicho y hecho. La actriz lució un atrevidísimo top en el que se podía cómo sus atributos no le van a la zaga en esplendor a su fama.