¿Un top de rejilla para Demi Rose? ¡Imposible!

Demasiado hasta para ella

Hay prendas que no son para todos los cuerpos aunque sea la tendencia del momento y aunque con calzador puede parecer que entran, al final terminas dándote cuenta de que no.

La alternativa es practicar deporte a lo Sara Corrales a ver si así se nos pega algo de ella o convertirnos en influencer al estilo Greeicy Rendón, que también es posible.

Demi Rose parece no tener ningún tipo de problema con ningún tipo de prenda, lo mismo porque parece tener alergia al contacto de la tela con la piel, lo mismo porque su fondo de armario consiste básicamente en bikinis minis o lo mismo porque le da igual que las costuras revienten mientras muestran todo lo que hay bajo ellas.

Imposible no ser modelo curvy e imposible no perderse en su voluptuosidad, porque con Demi donde quiera que mires tan sólo te encuentras con curvas, cada cual más pronunciada.

Pero hablábamos de prendas imposibles para cuerpos también imposibles y hablábamos de Demi. Y si la rejilla está o no de moda no es que sea cosa de ella, es que ella se la pone, y punto. Y si creías imposible que existiera un top de esta clase capaz de contener todo lo que tiene Demi sólo tienes que verla.

Y si ya es difícil de por si tratar de pasar desapercibida cada vez que se sale a la calle con un trapito un poco diferente, Demi parece disfrutar con la reacción que provoca. Posados de lo más sugerente, escotes que llegan hasta el ombligo y ceñidos que pierden el nombre para acuñar uno nuevo made in Demi.

No nos extraña para nada que la modelo gane adeptos e incondicionales cada día. La modelo sabe cómo mantener la atención y dónde dirigir la mirada. Como siempre decimos, ‘too much’ hasta para ella.