El trasero de Paola Jara con un vestido transparente: “¡Ni Jennifer López!”

La cantante presume de cuerpo

De cantar rancheras a jugar a los disfraces. Paola Jara no tiene quien le frene, aunque tampoco queremos que lo haga. Quién iba a pensar que ese género musical podría dar tanto juego. Y eso que la cantante ya nos tiene acostumbrados a vestidos, escotes y cortos. A sus estilismos fuera y dentro del escenario. Y eso que ya sabíamos que guapa es un rato. Pero el juego de hoy nos tiene asombrados. Igual que si fuera a entrar a un baile de máscaras. Preparada para esconder su mirada, que no su cuerpo. Sabiendo que va a impactar, que nadie va a quedar indiferente. Que los comentarios no se van a hacer esperar. Y que el centro de todas las miradas van a ser sus curvas. La intención no es ser discreta. Transparencias, pero sólo las justas. Lo justo para que se vean sus piernas tras una ligera gasa negra. Y un escote, un escote en V muy muy pronunciado. La exuberancia de la intérprete a la vista. 

Poca tela y mucha piel, se mire por donde se mire. Pero, de todo este conjunto, lo que más nos impacta no es ni la escena ni la escasez de ropa. Nos llama muchísimo la atención las curvas de la colombiana. Del pecho a las caderas, y de las caderas al pecho, el recorrido que hace nuestra vista. Caderas increíbles y pecho voluptuoso. Y eso que ya sabíamos de las formas de su anatomía. Y eso que nos creíamos conocedores de sus curvas. Qué engañados estábamos, qué bien disimulado lo tenía. Porque nunca las curvas que vimos tuvieron tanto recorrido como éstas. Porque ya sabíamos de las cotas de su exuberancia, pero nunca las tuvimos tan altas. Paola, nos has soprendido gratamente. Sin duda queremos seguir deleitándonos el oido con tus temas y la vista con tu presencia.