Tuti Vargas nos enseña todo lo que se pierde Juan Diego Vanegas

¡Ojo que vienen curvas!

Hay que estar al día, aunque a veces estarlo demasiado influye en tu vida privada. Es el precio el éxito. Unas veces se gana y otras se pierde, aunque poco puede perder una belleza de tanto renombre (y subiendo) como la bogotana Tuti Vargas. Hija única, de padre abogado y madre psicóloga, Vargas creció con la cabeza bien amueblada, tanto que con solo 28 años –cumplirá 29 en octubre- ha llegado a una cifra cercana al millón de seguidores (y subiendo) en Instagram, gracias a sus citas y consejos, a sus rutinas de ejercicio o a sus trucos personales, que calan hondo en sus fans

Y por su puesto a su físico. Tuti lo tiene 'tutto', es linda, tiene estilo y un cuerpazo, y sus complementos y ropa, así como su capacidad para lucirlo, hacen de la colombiana un filón al que seguir cada día. Es una apuesta segura. Con ella tan pronto podemos viajar a diferentes partes del mundo, como obtener información útil sobre las tendencias y estilos con los que siempre triunfar. Siempre nos obsequia con su escultural cuerpo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

🎀🎈🌸🌺🌷💗💕🍉👛💄 #tbt @crisgomezphoto @botero_laura

Una publicación compartida de TUTI VARGAS (@tutivargasm) el

Pero no todo puede ser de color de rosa en la vida de Tuti.

Precisamente su labor triunfal como influencer ha sido un obstáculo en su búsqueda del amor, que aún hoy permanece en labores pendientes. Sin ir más lejos hasta hace unos días podíamos afirmar que había formado una pareja envidiable con el también guapo y famoso chef de RCN, Juan Diego Vanegas, con el que se dejó ver en Nueva York bastante acaramelados, sin embargo los compromisos profesionales de uno y otro y la distancia habrían supuesto un losa demasiado grande, y, de mutuo acuerdo, acordaron separarse.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Más cerca de entender que ser feliz sólo depende de mi 🌸💗🙏🏼👙 @capittana

Una publicación compartida de TUTI VARGAS (@tutivargasm) el

No puede decirse que le haya sentado mal a Tuti: en su última aparición nos muestra su sonrisa y un conjunto tremendamente sexy, al que acompaña una frase reveladora: “Más cerca de entender que ser feliz sólo depende de mí”.