“¡Va a estallar!”. Kim Kardashian revienta un mini bikini en la playa

La americana no pierde el tiempo

Una mujer de extremos. Encontrar el punto medio en Kim Kardashian se ha convertido en prácticamente un imposible. La diva de América ha convertido su cuerpo y fisonomía única en una máquina de hacer billetes y llevar la provocación y exageración al extremo.

Una foto de Kim con una mini bikini varias tallas inferiores a la adecuada se viralizan en los últimos días, desatando la locura entres sus fans: “¡Va a estallar!”, aseguraban éstos refiriéndose a sus enormes pechos y caderas. Y es Kim, lejos de ir a menos, va a más.

El cuerpo de la Kardashian parece crecer y aumentar de volumen con cada nuevo modelito de baño y cada nueva temporada de verano. Kardashian, en este sentido, no niega la mayor: su cuerpo ha sido pensado y construid en el cirujano y la necesidad de retoques constantes y mejoras para mantener la apariencia deseada, es una constante.

Kardashian, aún así, ha logrado con la exageración el éxito: su legión de fans la adora por lo que es y, sobre todo, por como se muestra. En las redes se aplaude a rabiar el atrevimiento de Kim, sus ‘outfits’ más locos, así como que arriesgue con prendas imposibles, también en moda baño. Los micro tangas de Kim son una locura. Unas prendas que vuelan en las tiendas online sólo aparecer en algunas de las redes de la diva.

Kim ha convertido en oro prácticamente todo lo que toca, al punto de ser una de las mujeres más seguidas del planeta y una generadora de tendencias. Su talla XXL gusta a un sector de la población que admira la figura voluptuosa de una Kardashian que luce con descaros sus encantos.

Una desinhibición que enamora a sus millones de ‘followers’ que piden más y más a la estrella del clan Kardashian que parece dispuesta a todo por darles gusto.