A Valentina Zenere se le baja el pantalón y ¡no se entera!

Está tan acostumbrada que no se da ni cuenta

Valentina Zenere está tan acostumbrada a lidiar con objetivos y flashes que cuando tiene uno delante de sus narices ya casi ni se da cuenta. Ni se entera que está posando, ni interpreta papel de diva e incluso mira a la cámara sin mirar. Valentina se ha hecho inmune a las fotografías.

Se nota que la modelo acude a las sesiones de fotografías con la tranquilidad de quien va a ver a un conocido, sabe que todo le pongan le va a sentar genial y que el resultado de las instantáneas va a ser siempre el mismo: bueno cuando no buenísimo, lo mismo ocurre con su vecina en nacionalidad Pampita o Sol Pérez, lo mismo la seguridad ¡la da su tierra!

Esta vez le ha tocado lucir pantalones, pero da igual la prenda, su cuerpo responde a todas con el mismo acierto. Y da igual que lleve top o body, porque el resultado también es igual de perfecto.

La cosa es que a veces, cuando se combina body y pantalón, y cuando Zenere está tan relajada trabajando como de costumbre, a veces las prendas juegan malas jugadas.

Puede ocurrir que el pantalón se escurra en exceso de la cadera al meter la mano en un bolsillo y que sin querer se vea la parte final del body. Puede que el mirar al objetivo con la tranquilidad de siempre mientras se posa como nunca sea la causa de que Valentina no se entere de que su pantalón se ha movido de su sitio. O puede que se haya dado cuenta y que le de igual, ¡la modelo es ella además de la que manda!

Por mucho pantalón naranja chillón que se caiga y por mucho body fosforito que se vea hay que reconocer que la instantánea y la misma Valentina han sido un acierto.

Es lo que tiene estar acostumbrada a su trabajo y estar segura de su físico, ¡toda una suerte para la actriz y también modelo!