Victoria Lomba eligió lo más ajustado ¡para subir las escaleras!

Londres entero mirando su forma de moverse

Se acabaron los modelitos sin ton ni son de primera hora de la mañana cuando una va hecha un adefesio a trabajar. Se lleva el estilo hasta en el subway, en el metro de toda la vida, por lo menos es lo que intenta poner de moda Victoria Lomba con su elección ¡y se nota que se ha pasado un buen rato delante del armario!

Nada de lo primero que se pille al abrir el armario para salir escopetada de casa, eso ya no es ‘in’ para los que saben de esto. Victoria dice que hay que seleccionar todo aquello que haga justicia al físico, cuanto más corto mejor y cuanto más ceñido, el doble de bueno, ¡con mini y a lo loco, como un look parisino estando en Londres!

¿Será por el trasiego que se trae entre aeropuertos que Victoria no se dé cuenta de que su outfit y el emplazamiento no casan?

Es igual, lo importante es el mensaje que quiere trasmitir con su imagen… ¡y acierta!

Lomba es grande donde quiera que se la mire. No le hacen falta los ceñidos para hacerse notar, aunque a ella le gusta llevarlos. Y no abrocharse el abrigo, que aunque la temperatura no invite, la cosa es dejar ver.

¿Alguien se dio cuenta del color de la boina que lleva o sólo se la puso para adornar?

El caso es que sale del metro con una pinta que ni una estrella de Hollywood. Aires de diva y estilo propio de otra, se nota que el fitness hace maravillas en los cuerpos, ¡por lo menos en el de ella!

Y como es así de generosa y la cosa es compartir para poder presumir después, Victoria enseña, como de costumbre, cuál es su talla y cómo se las gasta su cuerpo con las prendas, ¡aunque sean minis!

Así cualquiera va a trabajar a primera hora de la mañana con un look seleccionado al dedillo. La única en todo el vagón que madruga para arreglarse tanto, seguro.