Victoria Lomba la ha superado. ¡Sol Pérez no puede con tanto!

Siempre sorprende.

La modelo Victoria Lomba no sabe a quién más opacar. Al parecer los 41 años son los nuevos 30 para muchas. Resulta completamente lógico cuando se tiene toda una vida cuidando la figura y la salud. Lo que para muchos es un sacrificio, para otros es un gran placer. El acondicionamiento físico le ha valido toda la fama y actualmente sigue derribando a otras modelos. Sol Pérez no se esperaba lo que pasó. 

Si se trata de glamour y belleza, Victoria tiene un trono que difícilmente pueda ceder a alguien más. Una década siendo sensación en Internet te prepara para muchas cosas, como saber cuáles son las fotos más llamativas para postear, qué tipo de prendas usar y muchas cosas más. En esta ocasión, mostró sus medidas XL frente al espejo, causando un gran dolor de cabeza a sus adversarias de Instagram

Victoria aparece con un conjunto rosado, de crop top y pantalón. El crop top deja ver parte de su tatuaje en el brazo. Mientras que el pantalón se moldea completamente con sus curvas y deja en evidencia el gran tamaño de su retaguardia. Los seguidores se dieron la tarea de comentar que las medidas de Sol no son tan extravagantes como las de Lomba. La instagrammer sigue dejando a todos en estado de shock. 

El lado reflexivo de Victoria Lomba 

La influencer ha dejado fluir sus pensamientos una vez más en su publicación reciente. Empezó su reflexión de la siguiente manera: «Por mucho que intentemos controlar nuestro mundo, habrá ciertas situaciones o circunstancias que sucederán sin que lo esperemos y sin que tengamos ningún poder para modificarlas»

Continuó expresando que: «La persona que éramos ayer, no es la misma de ahora, es por eso que no tenemos que ir contra corriente ni intentar modificar nada, las cosas pasan siempre por algo». Todo esto haciendo alusión a los difíciles momentos actuales. Victoria Lomba también anima a las personas a valorar la vida. Veremos si Sol Pérez logra sobrepasar no solo el cuerpazo, sino la profundidad reflexiva.