El vídeo (y el bikini) de Ariadna Gutiérrez en la playa

Sensualidad a tope

No es justo que la guapura, el atractivo y el cuerpo se concentre sólo en una. No es justo que todas las virtudes por todas deseadas se den cita en los mismos centímetros y en la misma cara pudiéndose repartir entre divinas y terrenales por igual. Y podrías pensar que es envidia por parte de las que no gozamos de las mismas cualidades y no te faltaría razón. Y es que ver a Adriana Gutiérrez y pensar que la naturaleza se ha cebado con ella y con todo lo plus es más que lícito. Porque ya no es que sea curvas, altura y belleza, ya es que los topes los marca ella. Cuerpo diez al que todo le queda bien, vaya suerte. Bikinis mínimos o máximos, da igual, la moda se ha hecho pensando en Adriana y el resto tenemos que acoplarnos.  

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Bahamas💙😊

Una publicación compartida de Ariadna Gutierrez (@gutierrezary) el

Piernas tan largas que nos cuesta seguirlas con la vista, musculosas y fibrosas, que el reparto de grasa no llega a las divas. Abdominales lisas y trabajadas, curvas colocadas todas en su sitio, donde deben de estar. Y cuerpo tostado y bronceado al sol, sin marca de bikini, que el color nos hace más guapas, aunque eso en ella es prácticamente imposible. Y como ser guapa y estar segura de serlo es fácil, la maniquí sabe cómo posar. De rodillas o de pie. Contoneando las caderas y mirando fíjamente. En el agua o fuera, qué más da si el medio se hizo para ella. Y eso que no llegó a Miss Universo, aunque a punto estuvo. Y eso que ese fué el error más comentado de su vida y el que mejor le ha venido. Así no es de extrañar que sus seguidores le colmen de todo tipo de bendiciones. Y que nosotras tengamos derecho a sentir envidia.