¡Vídeo bomba! Karol G grabada con esto en la boca: ¡¿Anuel AA lo ha visto?!

No se cansa de dar la nota

Aunque resulte difícil de creer, nuestras famosas también se ponen nerviosas a la hora de salir a escena.

Da igual que se trate de una actuación, de un concierto o de un speech previsto y ensayado, los nervios siempre están, aunque se lleve toda la vida en esto.

Nadie diría que Karol G necesita relajarse antes de cada concierto, que se pone de los nervios cuando llega la hora de salir al escenario y que tiene unos rituales que sólo ella sabe y que siempre lleva a cabo para que el espectáculo salga bien.

Nadie diría que Karol lo hace, pero así es.

Hasta la más reconocida de las artistas tiene miedo, una especie de respeto al escenario y a sus fieles, como si no quisieran fallarles. Lo cierto es que en directo los errones se magnifican y cualquier diva, por muy divina que sea, puede quedar a la altura del betún por un fallo de lo más tonto.

Por eso es necesario relajarse, eliminar el estrés y los nervios antes de salir a escena, incluso siendo la mismísima Karol G.

La cantante tiene la costumbre de jugar, de echar unas risas y eliminar la tensión del momento con sus personas más cercanas, de buscar lo que sea y urdir lo que sea con tal de pensar en otra cosa que no sea el directo, los fieles y las luces, y al parecer, su truco funciona.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

JAJJSJAJAJ lo único que entendí fue ogendio 😩😂

Una publicación compartida de Karol G & Anuel AA (@karolgyanuel_) el

Algunas veces, como hoy, juegan como chavales pero usando accesorios nuevos, como el que se coloca en la boca con la intención de que no pueda pronunciar de forma correcta y sus compañeros de partida no le entiendan. Juegan a reírse y a eliminar la tensión, cualquier modo es válido si sirve para salir al escenario tranquila.

Lo mismo su chico, Anuel AA, utiliza alguno de estos trucos para controlar el latido cardíaco antes de salir a escena. O lo mismo él no necesita nada de esto. Todo depende de lo que crea que está en juego, y según Karol, es mucho.