¡El video bomba de Shannon de Lima en el gym! (y es por esto que se ve)

La venezolana marca tendencia

Shannon de Lima regresó a su rutina de entrenamiento y publicó un video en el que aparece de vuelta en el gimnasio, de espaldas, y levantando unas pesas. La venezolana ha estado de vacaciones junto a su pareja, James Rodríguez, y, como ella misma afirma, se ha tomado un descanso, en el que se ha saltado la dieta y se ha relajado y olvidado del ejercicio. Quien lo diría, viendo su escultural cuerpo.

‘’Hoy de vuelta a mi entrenamiento después de comer de todooo. Siempre cómoda con mi @aloyoga, amo la nueva colección’’ rezaba en la publicación. Un ‘post’ que sorprendió a todos, pues esperaban verla con unos cuantos kilos de más, y no en un perfecto estado de forma. Sin duda, nos ha engañado y ha seguido con su particular rutina de entrenamiento. Si no, es inexplicable. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Hoy de vuelta a mi entrenamiento después de comer de todooo 🥴🙏🏼 y siempre cómoda con mi @aloyoga amo la nueva colección 🥰

Una publicación compartida de SHANNON DE LIMA (@shadelima) el

Sus ‘followers’ se alegraron por su regreso y motivaron a la ex de Marc Anthony o Canelo Álvarez, a quien ven un ejemplo a seguir, por la vida sana que predica. Y no dejaron pasar por alto un detalle que se aprecia en el vídeo: su espalda, tremendamente musculada. Sin duda, su escultural cuerpo sigue dando de que hablar.

Su torso despertó disparidad de opiniones. Muchos cayeron rendidos a sus músculos y aseguraron que les encantaban las mujeres fuertes y musculadas. Otros, en cambio, aseguraban que es una manera de perder el toque femenino y que, vista desde atrás, parece más hombre que James Rodríguez, su pareja.

‘’A mí las mujeres musculadas me encantan, que queréis que os diga’’, ‘’Las críticas son por envidia, estoy seguro’’, ‘’Muero de amor’’, ‘’Shannon estás perfecta, quien fuera como tú’’, ‘’Pero si tiene cuerpo de hombre, como os puede gustar eso’’, ‘’Que asco’’, ‘’Debéis ir al oculista si eso os parece bonito’’ o ‘’Prefiero tener unos cuantos kilos de más a estar como tú’’ se podía leer.