¡Vídeo! Sommer Ray con eso entre las piernas ¡y moviéndose así!

¡Ni Miley Cyrus!

Sommer Ray viene de una familia donde el ejercicio es uno de los pilares de la vida. Para la estadounidense, el acondicionamiento físico fue su trampolín hacia la fama y hoy disfruta de una larga lista de seguidores en Instagram. Con 23 años se transformó en una de las influencers más prestigiosas, y en los últimos meses lo único que ha hecho es sumar un mayor número de personas que se mantienen fieles a sus publicaciones. 

En una de sus más recientes publicaciones, se presentó sobre un saco de boxeo tipo gota. Mientras se sujetaba y se mecía hacía recordar a Miley Cyrus en su sonado tema llamado Wrecking ball. Con la sonrisa de una niña y el cuerpazo de siempre, dejó a todos enamorados y repitiendo el video hasta el cansancio.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

what a @shopsommerray photoshoot looks like hahahaha idk

Una publicación compartida de Sommer Ray (@sommerray) el

El video desencadenó una gran interacción con sus seguidores, quienes dejaron comentarios como: «eres tan adorable esto me trae alegría», «lo que necesitaba ver en mi cumpleaños», «tengo muchas ganas de ser un embajador de Sommer Ray» y «Sommer! eres honestamente el mejor estado de ánimo». Muchas emociones despierta la de Colorado en sus millones de seguidores. 

La faceta de empresaria vive en Sommer Ray

La perfección atlética y la belleza son dos virtudes que Sommer no deja pasar en una etapa inmejorable de su vida. Con tanta llegada a millones de personas, tomó una de las decisiones más inteligentes de su juventud, lanzar sus propias colecciones. Con el simple hecho de que ella luzca sus modelos, las ventas llegan como abejas a la miel. Para diciembre, ha diseñado nueva ropa interior que en los anuncios ya ha recibido buenas palabras del público. 

Sommer Ray ha comentado que el lanzamiento de su nueva iniciativa contará con su presencia. Mejor motivación que esa sería imposible. En su faceta de empresaria también está triunfando como era de esperarse. ¿Alguien tendrá la capacidad de competir con ella?