Wanda Nara enseña su cama ¡y hunde a Antonella Roccuzzo! Nada que ver

De nuevo vuelven a ser comparadas

Lo de Wanda Nara y Antonella Roccuzzo va camino a convertirse en una de las rivalidades más tensas en el mundo de las WAGS. Porque los seguidores de una y de otra han generado una pelea que no existía, y que está reforzando a ambas. En cada foto, vídeo o declaración no falta la gente que discuta cual de las dos es la mujer más hermosa de Argentina, y cual es su preferida. Y ninguna de ellas parece muy interesada en que esa pelea concluya, y hacen todo lo posible para dar más leña al fuego. En especial, la esposa de Mauro Icardi, una especialista a la hora de moverse en esos entornos, y mucho más cómoda en ese tipo de ambientes.

Y en su última imagen, se encargó de destrozar completamente a la rosarina. Porque, mientras la ex de Maxi López aparecía en una lujosa cama de hotel, donde se hospeda mientras participa en Gran Hermano VIP Italia, también presumía de un ‘outfit’ impresionante, con un vestido lujoso y dorado, y una figura de infarto. En cambio, en su último ‘post’, la mujer de Leo Messi lucía un conjunto bastante más discreto, que enseñaba mucho menos, y que llamaba mucho menos la atención. Esta batalla, ha sido claramente para Wanda. Pero aún queda mucha guerra…

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Me gustan más los sueños del futuro, que la historia del pasado 🖤🦢

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_icardi) el

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Extrañando el calorcito 🌴🌞

Una publicación compartida de Antonela Roccuzzo (@antonelaroccuzzo) el

En los comentarios, la gente se discutía acerca de cual de las dos eras superior, como siempre. Y, mientras unos halagaban la humildad y la sencillez de ‘Anto’, otros la calificaban de vulgar y simple. Es la historia de nunca acabar.

“Que diréis, si Roccuzzo es la primera a la que le encanta presumir”, “A Antonella le han dado de su propia medicina, y punto”, “Wanda acaba de destrozarla” o “Ya le gustaría a más de una parecerse a Nara, que son todas unas envidiosas” se leía.