Ximena Córdoba “¡presume de retaguardia!” en esta foto íntima

El modelito que a todas nos gustaría llevar

Nuestras habituales saben cómo sorprendernos, de eso no hay duda. Piensan y cavilan cómo hacer para tenernos pendientes y no caer en la desidia del olvido. Se trabajan estilismos, poses que muchas veces pecan de exceso de decorado y poca naturalidad, aunque, de vez en cuando, también saben hacerlo muy bien. De esas veces en las que lo delicado y lo fino peca de exceso pero que el resultado es simplemente genial. Ximena Córdoba es de las que sabe cómo hacerlo, cómo seducir sin mostrar exceso de piel, cómo hacerlo con prendas que dejan poco a la imaginación y cómo brillar como la que más en las noches de fiesta y saraos, la experiencia es un grado, eso dicen. Pero claro, contar con una anatomía como la suya bien es cierto que pone las cosas más fáciles, y, si a eso le sumamos que se dedica profesionalmente a pasear palmito por pasarelas y platós, la cosa empieza a perder un poco de mérito.   

La que empezó cantando 'lo único que tú quieres es que yo te traiga el weather' mientras daba el parte meteorológico allí por Miami supo como conquistar a su público y cómo ir ganando adeptos e incondicionales poco a poco, llegando a reventar cifras en los visionados de Youtube. La verguenza no tiene cabida en su vida, pero sí la originalidad, y mucha. Y si fue capaz de cantarnos anticiclones y borrascas, también lo es hoy de dejarse captar de espaldas con un mini mono de lo más acertado para sus curvas, de los que permiten que se reconozca a la percha aún estando de espaldas. De esos delicados y finos que resultan ser perfectos para el objetivo y el cuerpo. Y es que aunque ella lo tenga más fácil, también juega a arriesgar, aunque de sobra conoce el resultado. Porque Ximena, siempre gana.