¡Pillan en un parque a Emily Ratajkowski comiendo eso!

Lo moja en el café y lo tiene ahí al lado

Hay algunas mujeres en este mundo que son espectaculares, de una belleza tremenda, de un cuerpo de ensueño. Y luego está Emily Ratajkowski. La bomba popular por excelencia que se las da de inocente pero disfruta no solo llamando la atención sino haciendo que la mitad del planeta se detenga cuando ella decide colgar algún tipo de contenido.

Con esa naturalidad que angustia, Emily suele contribuir al calentamiento global con imágenes de su cuerpo bastante explosivas. No es que muestre, es que insinúa y con sus curvas vale para que se mantenga la atención fija en ella. Ahora es una celebridad, pero antaño esa candidez era desconocida y para cuando tuvo a bien salir a la luz resultó ser una bomba de relojería que cautivo al público masculino y femenino por igual.

Hoy, simplemente, es imprescindible. Desde que apareciera en el video clip de Robin Thicke y Pharrell allá por 2013, su figura y su persona han estado íntimamente relacionadas con la imagen y el canon de belleza imperante. A su escultural figura añade un rostro juvenil y una voluptuosidad natural superlativa. Y eso es precisamente lo que atrapa a la gente, que su naturalidad es palpable.

En 2013 fue la mujer del año según la revista Esquire, mientras que en 2014 fue nombrada la mujer más sexy del planeta por la revista GQ. En la actualidad es una celebridad que ha dado el salto al cine. Pero aún se la puede ver por las calles, como el afortunado que pudo disfrutar de este momento que seguramente avergüenza hasta la propia Emily y en el que la modelo, vestida casual y de paseo por un parque público, se introduce todo ese churro en la boca después de haberlo mojado en su café. ¡Vaya foto!