Zas en toda la boca.Sorprenden a Mia Khalifa con un nuevo truco en la cama

La libanesa pensaba que sabía todo, pero siempre ha espacio para una última novedad

Cuando alguien tiene la experiencia de Mia Khalifa en la cama, rodó más de 29 películas para adultos, se cree que lo sabe todo. Va al cuarto con la confianza de quien no tiene nada que aprender. Con esa chulería que a veces no es positiva. Y luego pasa lo que pasa, que la vida siempre tiene caminos diferentes para llegar a un mismo destino. Y así es como Mia Khalifa ha sido sorprendida por su novio en la cama con un truco que no esperaba. ¡Zas en toda la boca! Le ha metido un susto del que tardará en reponerse.

La actriz sigue con sus proyectos personales lejos del cine para adultos. Siempre ha dicho que no volverá jamás. Ahora es una activista en contra de la producción de cine para adultos. Y es que ella, que estuvo dentro muchos años, sabe de los peligros y de las presiones que tienen las actrices para realizar los trabajos. No quiere eso para nadie.

Desde que lo dejará ha intentado que la gente la reconociera por su trabajo fuera de ese ámbito, pero le está costando. Internet sigue repleto de sus videos y sigue teniendo proposiciones para volver a actuar. Ella siempre las rechaza e incluso alguna ocasión en Twitter ha mostrado los mensajes que recibe. Rozando el acoso en muchas ocasiones.

Ahora tiene nueva pareja y con ella pasa la mayor parte del tiempo. A su novio le gusta gastarle bromas a la libanesa. La última ha sido en la cama.

Llegaba ella muy tranquila y muy calmada cuando él estaba agazapado, esperando como un león en la sábana, tras las sábanas. Grabando el momento para ver la reacción de Khalifa. Le grita y le da un susto dejando a Mia sin palabras y con el corazón a mil. ¡Zas en toda la boca! Parecía que no había forma de sorprenderla, pero él lo ha encontrado.

Nunca digas de esta agua no beberé. Siempre hay espacio para una nueva sorpresa. Mia Khalifa ha aprendido algo nuevo hoy. ¡Cuidado en la cama, hay siempre alguien esperándote… para meterte un susto! Hay que tener mil ojos.