Atlético de Madrid busca vender a Ángel Correa para contratar a Rodrigo

El equipo de Diego Simeone desea transferir al ex futbolista de San Lorenzo al Milan para amortiguar los costos de la negociación por el delantero del Valencia.

Diego Simeone ultima detalles para el debut del Atlético de Madrid en La Liga, que será el próximo domingo en el Wanda Metropolitano ante el Getafe. Mientras el entrenador argentino intensifica la preparación para el primer compromiso oficial de la temporada, los directivos de la institución continúan abocados a la tarea de realizar las modificaciones finales en el plantel.

El último deseo del Cholo es incorporar a un delantero centro que pueda competir con Diego Costa y Álvaro Morata. El elegido era Rodrigo Moreno y la negociación con el Valencia se encontraba avanzada, pero algo ocurrió y la operación no se concretó.

1

Lo que sucede es que el Colchonero pretende resolver en primer término la transferencia de Ángel Correa al Milan por 50 millones de euros para amortiguar el costo de la adquisición del atacante hispano brasileño, que demandaría una erogación de 55 millones de euros más variables que alcanzarían los €60.000.000. También partiría hacia otro destino el croata Nikola Kalinic.

El problema es que el Rossonero carece de liquidez para igualar las exigencias del elenco de Madrid por el pase del ex futbolista de San Lorenzo, quien es el objetivo primordial del conjunto dirigido por Marco Giampaolo para reforzar el sector ofensivo.

2

La solución para el club italiano sería desprenderse de André Silva, quien no será tenido en consideración por el técnico, por un importe que rondaría los €30.000.000. ¿A dónde se marcharía? Al Valencia para reemplazar a Rodrigo. La triangulación estaría a cargo del mediático representante Jorge Mendes, quien es el agente del portugués y ejerció como intermediario en algunos fichajes del Atleti en el actual mercado de pases.

El director general del equipo Ché, Mateu Alemany, explicó que habían logrado un preacuerdo para el traspaso del delantero de la selección de España, pero el Rojiblanco no ejecutó la transacción y no presentó nuevos ofrecimientos. Además, reveló que no tuvo injerencia en la operación y que fue comandada por el propietario y máximo accionista, Peter Lim, con quien no mantiene una buena relación.

Mientras las negociaciones siguen su curso, los jugadores entrenan de manera normal con los respectivos equipos a la espera de que se resuelvan sus futuros inmediatos.